«

»

Jul 13 2017

Radio Caroline, 50Kw flotantes…

Radio Caroline es una emisora de radio europea que inició sus transmisiones el domingo santo 28 de marzo de 1964, desde un barco anclado en aguas internacionales cerca de la costa de Felixstowe, Suffolk, Inglaterra.

Sin licencia a lo largo de la mayor parte de su existencia, fue etiquetada como una emisora pirata.

A pesar del gran número de emisoras sin licencia que transmitían desde barcos anclados en aguas internacionales cerca de la costa inglesa, Radio Caroline fue la primera en su estilo que transmitió en inglés durante todo el día. Esto último, unido a la tenacidad de la emisora para sobrevivir por 40 años, han hecho de Radio Caroline un nombre muy conocido en las emisoras de alta mar.

Radio Caroline escogió el ancho de banda anunciado como “199” metros, el cual en inglés rima con “Caroline”. En realidad la estación estaba en 197.3 metros (1520 Khz) cerca del final de la onda media. La emisora holandesa Radio Verónica estaba en 192 metros (1562 Khz) y Radio Atlanta escogió 201 metros (1485 Khz). El poder de transmisión inicial de Radio Caroline era de casi 20 kW de poder, logrado al unir dos transmisores de 10 kW de Continental Electronics. La transmisión fue inicialmente limitada de 6am a 6pm diariamente bajo el eslogan de “Tu estación de música todo el día”, porque Radio Luxembourg iniciaba transmisiones en inglés a las 6pm y la competencia directa estaba prohibida. Luego Radio Caroline decidió retornar al aire a las 8pm y así continuar hasta justo después de la medianoche. De esta manera, evitaba la competencia con los programas más populares de televisión.

Otras emisoras establecidas en barcos en alta mar rápidamente siguieron el ejemplo de Radio Caroline y comenzaron a transmitir cerca de la costa británica. Unos meses luego de su lanzamiento, Caroline se fusionó con la nueva competidora Radio Atlanta, y hasta 1968 transmitieron desde dos barcos – el buque original Fredrerica, el cual viajó a la bahía de Ramsey en la Isla de Man para comenzar a ser Radio Caroline North – y el Mv Mi Amigo, el ex-barco de la Radio Atlanta, el cual permanecía anclado cerca de la costa de Essex y tomó el nombre de Radio Caroline South. Conjuntamente, ambos barcos podían cubrir con su señal la mayoría de las Islas del Británicas y gran parte de la parte norte continental europea.

En enero de 1966, el barco de Radio Caroline South Mv Mi Amigo, desviado por una tormenta, encalló en la playa de Frinton-on-Sea. Las transmisiones habían cesado cuando el buque entró en aguas británicas, y aunque la tripulación fue rescatada ilesa, el barco sufrió daños y tuvo que ser llevado a dique seco para ser reparado. Mientras las reparaciones se llevaban a cabo, Radio Caroline South inició transmisiones desde el buque Mv Cheeta II, propiedad de la emisora de alta mar sueca Radio Syd que permanecía sin emitir debido al fuerte clima del Mar Báltico. Como el Cheeta II estaba equipado para radiodifusión en FM, para que Caroline poder emitir en la banda de OM, se instaló el equipo de 10 kW de Mi Amigo, alimentando una antena improvisada. El resultado fue una señal más débil, pero por lo menos aseguró que los ingresos Radio Caroline South por publicidad no desaparecieran.

Después de la reparación de Mi Amigo, se intentó su retorno para el día 18 de abril, transmitiendo en la banda de 252 metros (pero llamado 259 para rimar con Caroline y poder usar los mismos jingles de Radio Caroline North en 1169 KhZ), con una nueva y rediseñada antena y un nuevo transmisor de 50kW. El incremento de potencia inicialmente fue demasiado para los aislantes de la antena y no fue hasta el 27 de abril cuando Mi Amigo estuvo completamente operativo. El Cheeta II continuó retransmitiendo los programas de Radio Caroline South hasta el 1 de mayo. Caroline hizo su regreso en 1972, está vez desde el más pequeño de los dos barcos, Mv Mi Amigo anclado fuera de las aguas de Holanda cerca de resort Scheveningen pero servido y operado desde Holanda. El barco había retornado transmitiendo como Radio 199, pero pronto tomo el nombre de Radio Caroline cuando tuvo en su plantilla a los mejores al Top 40 de Dj’s que incluía a Chris Carey (quien fue también el mánager de la estación), Roger ‘Twiggy’ Day, Andy Archer, Paul Alexander, Steve England, Johnny Jason, and Peter Chicago. El barco llevó al aire los programas de Radio Caroline por muy corto tiempo y durante una temporada en el verano de 1973 transmitió dos emiones distintas en inglés y holandés simultáneamente.

A finales de los años setenta, las condiciones del MV Mi Amigo se habían deteriorado, el barco ahora tenía cerca de 60 años y habían sido utilizados por estaciones en alta mar cerca de 20 años, desde su uso original por la emisora sueca Radio Nord en 1961. El barco había encallado muchas veces en los bancos de arena del Mar del Norte.

Un encallamiento particularmente serio ocurrió en septiembre de 1976 cuando el barco perdió su ancla, los estudios estaban inundados, los cables de alimentación de la antena se rompió y el casco tenía una grieta por debajo de la línea del agua. En aquella ocasión la tripulación se las había arreglado para parchar el casco y mantener flotando la nave hasta que los abastecedores llegaran con un equipo de soldar (y de acuerdo con algunos reportes robados) un ancla. Seis días después del encallamiento la estación estaba de vuelta y nada había sucedido pero no sería por mucho tiempo después del incidente.

A principio de 1972 serias dudas habían sido oídas acerca la fuerza del barco, pero a finales de los setenta alguno de las tripulaciones de los botes que visitaban a Mi Amigo describían al barco como una trampa de la muerte flotante, sumamente oxidado

Finalmente, justo después de la media noche del tiempo inglés del 20 de marzo de 1980, Mi Amigo perdió su ancla y estuvo a la deriva durante varias millas y comenzó a hacer aguas. La tripulación se refugió en el bote salvavidas, el generador había sido desconectado dejando sin poder a las bombas por eso no pudieron controlar la entrada del agua y Mi Amigo se hundió en diez minutos después que dejaron el barco los cuatros hombres de la tripulación, tres británicos y un neerlandés y su loro. Las últimas palabras desde Mi Amigo las dijo Stevie Gordon y Tom Anderson y dijeron:

“No es una buena ocasión en realidad, tenemos que apurarnos porque la vida del bote está esperando. Nosotros no estamos abandonando o desapareciendo, estamos yendo hacía un bote salvavidas esperando que las bombas puedan hacer su trabajo, nosotros volveremos, si no, bien nosotros en realidad no queremos decirlo, estamos seguros que volveremos. Por el momento de parte de todos nosotros, Dios los bendiga.

El mástil de Mi Amigo de 160 pies permaneció erecto, apuntando hacía al cielo por más de 6 años de tal manera que muchos fans lo señalaron como una señal de desafío.

   

El incansable O’Rahilly retomó la acción en 1983 cuando, con la ayuda de un nuevo grupo de socios capitalistas, adquirió el Ross Revenge, un antiguo buque pesquero del Mar del Norte. Pero los tiempos habían cambiado y a inicios de la década de los 80 aquellos que buscaban en el dial algo que no les daba la radio comercial querían punk, rabia y distorsión, y no horas y horas de insufrible rock sinfónico, y la audiencia de Radio Caroline fue cayendo en picado. Pero ése era el menor de sus problemas. El gobierno británico seguía su particular lucha contra las emisoras libres y para dificultarles las tareas decretó una nueva ley por la que extendía sus límites marítimos de 3 a 12 millas, obligando a los radiofonistas piratas de Caroline a tener que adentrarse mucho más en las frondosas  aguas del océano atlántico, con el peligro que ello conllevaba. Como ni así pudieron acabar con ellos, pese haber sufrido las inclemencias de alguna tormenta que cerca estuvo de acabar con la emisora y la vida de los que iban a bordo del barco, el 19 de agosto de 1989, con la ayuda del gobierno holandés, el fiscal inglés James Murphy ordenó el asalto del Ross Revenge alegando que la frecuencia utilizada por Radio Caroline interfería en las comunicaciones marítimas. El abordaje fue realizado en aguas internacionales, es decir en un territorio en el que ningún gobierno tenía potestad, pero eso no impidió que los militares holandesas requisaran todo lo que se encontraron por delante mientras los locutores iban retransmitiendo en directo el asalto. Y finalmente la retransmisión se cortó. En la actualidad Radio Caroline, aunque ya en tierra firme, retransmite a través de internet.

Aquí te dejamos unas imágenes: 

 

¿Te ha gustado este artículo?, compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies